Mujeres Totonacas – Historias que Llenan de Orgullo

Mujeres Totonacas

En sus inicios, los abuelos de Reynalda transportaban la hoja de maíz en costales mediante caballos que facilitaban su movilidad, pero ha sido gracias al esfuerzo y constancia de años, que ahora pueden transportar las hojas de maíz en automóviles para que lleguen en perfectas condiciones y sin contratiempo a su destino final. Ha sido tal su crecimiento que no solo comercializan en Veracruz, también distribuyen la producción en el Estado de México, Querétaro, Guadalajara, San Luis Potosí, Monterrey, Sinaloa, Puebla y Tlaxcala.

Reynalda nos comparte que al principio fue una necesidad vender la hoja de maíz, pero hoy es un gusto. Su equipo, conformado por hombres, mujeres y jóvenes, así como personas de la tercera edad, son quienes hacen posible el proceso de producción manual tan característico de “Mujeres Totonacas”, en donde no se implementa ningún tipo de tecnología para realizar desde el desprendimiento de la hoja de maíz, hasta su sistema de empaquetado; son familias completas las que se ven beneficiadas gracias a esta actividad que permite mantenerlas unidas y evitar que emigren en busca de otras oportunidades en el extranjero.

Esta destacada productora tiene una visión clara: seguir superándose para poder exportar la hoja de maíz veracruzana a otros países y que así la comercialización no se quede únicamente en México. “Mujeres Totonacas” ha generado empleo en muchas familias del Estado y esa, es una de las muchas satisfacciones y pilares de Reynalda que la impulsan a seguir con su labor.